fbpx

Tengo síndrome de ovario poliquístico. ¿Y ahora qué hago?

Síndrome de Ovario Poliquístico

Seguramente hayas oído hablar del síndrome de ovario poliquístico. De hecho, entre un 5 y un 21 % de las mujeres en edad fértil lo padecen. ¿Sabes en qué consiste? Y lo más importante, ¿Qué se puede hacer una vez que lo diagnostican?

¿Qué es el síndrome de ovario poliquístico?

El síndrome de ovario poliquístico (SOP) es una patología ginecológica que puede afectar al ciclo menstrual. Desde el punto de vista médico, se utilizan los siguientes criterios diagnósticos:

  • Disfunción menstrual, es decir, presencia de menstruaciones irregulares o ausencia de la misma.
  • Hiperandrogenismo. Entendiéndose como  un desbalance hormonal donde predomina la testosterona. Esta es la razón por la que una gran mayoría de las pacientes con SOP sufren de alteraciones estéticas como el acné o el hirsutismo (mayor cantidad de bello facial y corporal).
  • La presencia de quistes en un ovario (ovario microfolicular), es decir, un ovario con más de 10-12 quistes o con un volumen que sobrepasa la normalidad.

Sin embargo, en un 70% de los casos esta enfermedad viene acompañada de una resistencia a la insulina. Esto se caracteriza por una incapacidad del organismo para utilizar los carbohidratos que consume de manera correcta.

¿Qué lo causa?

A día de hoy existe la hipótesis de que la causa principal de esta enfermedad se trata de un desbalance hormonal a nivel hipotalámico-hipofisiario que provoca el aumento de la producción de andrógenos. Este aumento de hormonas masculinas no solo será el responsable de que aparezcan los granitos en la zona de la mandíbula, sino que también favorecerá la resistencia a la insulina. Esta, a su vez, llevará consigo un empeoramiento de la función ovárica.

Síndrome de Ovario Poliquístico

Causas del síndrome de ovarios poliquísticos

Tratamiento

Uno de los principales objetivos terapéuticos del SOP estará enfocado en mejorar la sensibilidad a la insulina. Con relación a esto, los compuestos más estudiados en el tratamiento del SOP son dos: la metformina (un fármaco empleado en pacientes diabéticos y prediabéticos) y el inositol.

¿Qué es el inositol y por qué es beneficioso?

El inositol es un compuesto localizado en la mayoría de las membranas celulares de nuestro organismo. Su función es actuar como segundo mensajero, es decir, como intermediario entre el estímulo externo (hormona) y la respuesta fisiológica interna. Por este motivo, una deficiencia de este puede desencadenar ciertos trastornos fisiológicos de menor o mayor gravedad como el estreñimiento, el alzheimer, la diabetes o el síndrome de ovario poliquístico.

En pacientes con SOP se ha visto que la suplementación a dosis terapéuticas con inositol logra los siguientes resultados:

  • Promueve la ovulación en pacientes con amenorrea (que han perdido el ciclo).
  • Mejora la sensibilidad a la insulina.
  • Logra disminuir el nivel de andrógenos circulantes y sus complicaciones asociadas como el acné.

¿Qué suplemento escoger?

A lo largo de los años se han probado distintas combinaciones de suplementos a base de inositol con evidencia científica dispar. A día de hoy, se ha demostrado que la combinación más efectiva para el tratamiento del SOP es un suplemento que contenga myoinositol (MI) y D-quiro-inosito (DCI) en una proporción 40:1 a favor del MI ya que dosis elevadas de DCI pueden llegar a ser incluso contraproducentes.

¿Cuándo consumirlo?

El mejor momento para consumir dicho suplemento sería por la mañana en estado de ayuno. Esto es porque su absorción intestinal se ve impedida por otros hidratos de carbono.

La evidencia cientifica cuantifica la dosis terapéutica en 4g/ día pudiendo fraccionarse en 2 tomas o pautados de forma gradual si la persona presenta síntomas gastrointestinales.

Estilo de vida y SOP

Finalmente, no hay que olvidar que el SOP  predispone a un aumento del riesgo de patologías como la diabetes o la enfermedad cardiovascular. Por ello, antes de preocuparse por el tratamiento o tipo de suplemento que tomar, hay que mejorar la función del cuerpo a través del estilo de vida. ¿Cómo?

En NutreBurgos recomendamos…

  1. Entrenamiento de fuerza y de alta intensidad (HIIT) por sus beneficios en la sensibilización a la insulina en el músculo.
  2. Lograr un peso saludable: el sobrepeso puede generar resistencia a la insulina. Pese a que el SOP sea muy frecuente en personas con sobrepeso u obesidad este también puede darse en personas delgadas con resistencia a la insulina.
  3. Priorizar las materias primas frente al consumo de alimentos procesados. Siendo la base de la alimentación las frutas, verduras y hortalizas y proteínas de buena calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat